Vista interior

Gracias a los materiales resistentes usados por Linea Città podemos ofrecer a los usuarios unos espacios siempre limpios (la cabina se higieniza en tan solo 30 segundos) además que acogedores, seguros y anti vandálicos. La limpieza del pavimento y de la taza del aseo se activa a la salida del usuario. Existen sensores que aseguran que el mecanismo no se ponga en marcha hasta que la cabina este vacía. Unos aspersores limpian el pavimento, mientras que la taza es lavada, higienizada y secada en el cuarto técnico. También se higieniza la pared posterior a la taza. El nuevo usuario verá la luz verde en la puerta que determinará su acceso libre y podrá entrar para hacer uso del aseo. Existen muchas opciones disponibles para equipar convenientemente el aseo Linea Cittá.